La Real Armada
La Marine des Bourbons d'Espagne au XVIII siècle


Una nueva mirada sobre la Real Armada del largo siglo XVIII español, entre 1713 y 1814, se está imponiendo en el mundo académico europeo. La marina de guerra hispana se contempla así como otro instrumento de las relaciones internacionales del siglo, un elemento de disuasión o alianza por parte de la monarquía hispánica frente  a sus dos grandes rivales, los colosos de Gran Bretaña y Francia. Esta nueva visión histórica nos descubre una Real Armada diferente, moderna, como correspondía a una tercera potencia marítima europea.

La historia comparada que  hemos desarrollado  expertos de los tres países  en estos últimos años nos ha permitido valorar los aciertos de una Real Armada, eficaz en la salvaguarda del imperio español y la dinamización de su metrópoli, superando así una visión nacionalista y victimista que dominaba el panorama investigador, que se basaba solamente en los reveses y derrotas navales. A menudo se olvidaba que  no era casual que el imperio español alcanzase su máxima expansión territorial en 1783, tras los éxitos obtenidos por la marina y el ejército durante la guerra de Independencia de los Estados Unidos. En realidad la Real Armada había colaborado activamente en el mantenimiento del imperio a lo largo de tres siglos, hasta el inicio de las guerras de independencia hispanoamericanas en 1810. La frecuente alianza entre los Borbones españoles y francesas tuvieron un papel importante en esta evolución.
 
Se han reunido aquí doce especialistas españoles y franceses que han explorado la Real Armada desde múltiples perspectivas: visiones francesas de la época, contexto internacional, política, estrategia, finanzas, infraestructuras, navíos, cañones, marinería, oficialidad, pilotos y la memoria de la marina española en el siglo XIX. Un capítulo  se centra en los museos, bibliotecas y archivos navales del actual Ministerio de Defensa en España. A modo de conclusión, ambos directores de la obra llevan a cabo un balance general de la alianza hispano-francesa a lo largo del siglo, que intenta superar los desencuentros historiográficos y los prejuicios nacionales anteriores.
 
El volumen se complementa con una amplia bibliografía general y naval española, amén de seis mapas y planos de todo tipo, cuatro croquis de destacados combates navales,  cronología, listado de ministros de marina y más de treinta láminas sobre la Real Armada -cortesía del Museo Naval en Madrid.

Agustín Guimerá Ravina
Instituto de Historia,
Centro de Ciencia Humanas y Sociales,
CSIC